Sociedad Nacional de Minería

REFERENTE Y VOZ DE LA PEQUEÑA, MEDIANA Y GRAN MINERÍA EN CHILE DESDE 1883.

NOTICIAS

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on email
Share on print
Luego de su constitución el 20 de agosto pasado, se reunieron en la Universidad Católica, los representantes de las centrales sindicales, pymes,  gremios empresariales CPC, emprendedores y la academia, que integran el Foro Empleadores-Trabajadores.  Durante el encuentro de trabajo, se designó al economista David Bravo como presidente de esta instancia que tendrá carácter permanente de diálogo entre los actores del mundo del trabajo.
A la salida, el presidente de la CPC, Alfonso Swett, detalló que los expertos se darán un plazo de entre dos y tres semanas para elaborar un documento con los estudios técnicos y propuestas relativas a la reducción de la jornada laboral y destacó la importancia de que la discusión se haga con los tiempos y profundidad necesarios.  «Más que caminar rápido, queremos caminar juntos y aportar a la discusión desde el mundo real», dijo.   También informó que el Foro Trabajadores-Empleadores trabajará en base a cuatro principios: diálogo, inclusión, realismo y libertad. «Hoy hemos tenido muy buenos acuerdos y uno de ellos es decir ‘escúchennos, nosotros vamos a aportar con una mirada sistémica y profunda, con estudios que han estado ausentes; humildemente, queremos aportar con nuestro trabajo’ «.  Y concluyó:  «Si uno le pudiera pedir algo al mundo político,  le pediría un poco más de calma, mayor estudio, sincerar las conversaciones y comenzar a escuchar a los actores reales del mundo del trabajo».
Por su parte,  el experto laboral David Bravo recalcó que «nuestro intento va a ser tratar de poner un marco de rigor para que podamos tener los elementos para poder discutir el impacto que las propuestas podrían tener». Además, criticó la «falta de diálogo social en las discusiones recientes», por lo que consideró que «la constitución de este Foro definitivamente va a aportar con ese elemento». «Todas las discusiones se pueden hacer en Chile, pero es honesto reconocer que  muchas propuestas tienen impacto negativo en empleo, en remuneraciones, no podemos hacer como si no las tuvieran simplemente porque no las mencionamos o porque no están los informes». En esa línea, agregó: «Hagamos una discusión de políticas públicas de calidad, con sustento y con bases y conocimiento. Si es que faltan los estudios, hay que tenerlos, se deben hacer, y la lógica y el rigor indican que se deben hacer con anterioridad a las discusiones de los proyectos».
Por su parte, desde el mundo sindical, el presidente la UNT, Segundo Steilen, aclaró que en el Foro Trabajadores Empleadores «no estamos en contra de que los trabajadores puedan gozar de mayor descanso. Aquí no hay un problema de 40 o 41 horas, no estamos en eso. Aquí vamos más allá: justamente por no haber sido escuchados en estos proyectos, nosotros lo que pedimos es que se nos empiece a escuchar. No decir que estas cosas tienen impacto, es un problema», dijo. En la misma línea, el presidente de la CTCH, Arturo Martínez  agregó que «lo que queremos es entregarle estos elementos a los que están legislando para que los tengan en consideración, para que cuando se haga la rebaja y se discuta el tema, se haga bien. No estamos en contra del proyecto ni de las 41 ni de las 40 horas, sólo estamos pidiendo que se haga bien».