Unión público-privada es clave para impulsar el crecimiento económico

CDSC_5229omo cierre de las iniciativas realizadas durante el Mes de la Minería, se llevó a cabo la tradicional cena de la industria 2016, que contó con la presencia de la Presidenta de Chile, Michelle Bachelet, los ministros de Hacienda, Minería y Medio Ambiente, parlamentarios, empresarios y representantes de pequeñas, medianas y grandes empresas de la minería nacional.

Durante el encuentro, tanto la presidenta Michelle Bachelet como el titular de la Sociedad Nacional de Minería rindieron sentidos homenajes a los tres mineros fallecidos por accidentes en Chuquicamata y El Abra. “Sus muertes remecen a toda una industria, pero también a todo el país, partiendo por esta Presidenta. Sé que se hacen los mayores esfuerzos en seguridad, pero tenemos que redoblarlos, porque cuidar a nuestros trabajadores, la base humana de nuestro desarrollo, es un deber ético. Es nuestro deber como sociedad y estoy segura que todos lo entienden así”, indicó.

Asimismo, anunció que “como gobierno nos involucraremos directamente en ahondar en las causas de estos accidentes para que no se vuelvan a repetir”, afirmó Bachelet.

Por su parte, Alberto Salas, junto con pedir un minuto de silencio en recuerdo de los fallecidos, reiteró que “la seguridad de las personas es
prioridad y un valor ético en el desempeño de nuestra actividad diaria”.

En su exposición ante alrededor de 900 ejecutivos, el titular de SONAMI y también de la CPC hizo una reflexión sobre el quehacer nacional macroeconómico, destacando que es clave poder realizar un trabajo conjunto público-privado para retomar el crecimiento económico del país y recuperar la confianza de la ciudadanía.

“Nos enfrentamos a un escenario complejo, con inversiones estancadas y expectativas negativas, así como a un mercado laboral que se está deteriorando. Como país, debemos adoptar medidas para revertir esta tendencia.

Frente a este contexto, la productividad tiene un rol fundamental y es una tarea común en la que nos debemos enfocar tanto el empresariado y los trabajadores, como el Estado”, enfatizó Salas.

Durante su discurso, indicó que el gremio minero, a través de la CPC, ha sido partícipe de la discusión sobre la reforma laboral emprendida
por el gobierno de la Presidenta Bachelet. “Consideramos que, en Chile, debe existir una agenda que permita más y mejores oportunidades
de empleo y remuneraciones, y que entregue mayores condiciones para que se incorporen al mundo del trabajo cada vez más mujeres, jóvenes y adultos mayores, con todo el círculo virtuoso que ello trae en cuanto a igualdad de oportunidades, crecimiento y bienestar”, indicó Salas.

Respecto a este tema, Salas agregó que por ello es necesario consensuar una ley que permita alcanzar una mejor normativa para todos, trabajadores y empresarios, y que prime un diálogo racional, técnico y franco. Asimismo, en relación al debate generado en torno al sistema previsional, Alberto Salas valoró “el llamado de la presidenta Bachelet a realizar un gran acuerdo nacional, luego de un análisis serio, riguroso y responsable, en el que participen todos los actores en la búsqueda de las mejores soluciones para aumentar las pensiones de los chilenos de manera sostenible en el tiempo. Los empresarios estamos plenamente disponibles para dialogar y colaborar en este proceso”, señaló Salas.

En relación a la situación actual en que se encuentra la industria minera, así como su importancia y contribución al desarrollo económico y social, el presidente de SONAMI comentó su preocupación por la desaceleración de la producción de cobre, así como de las exportaciones, inversiones, y los precios. “Proyectamos para este año una caída en el PIB para el sector en torno a -1%” y exportaciones mineras por un monto de US$ 31.000 millones, es decir, US$ 4.000 millones menos que lo alcanzado en 2015”, indicó Salas.

A pesar de lo anterior, destacó que la industria minera está haciendo grandes esfuerzos para mantener el nivel de producción y bajar los costos. “Las empresas se han enfocado en mejorar la productividad, incorporando mayor control de costos, optimizando procesos productivos y de gestión, capacitando en forma permanente a sus trabajadores e innovando en distintos aspectos del ciclo minero. Gracias a esto, este año no se han producido nuevos cierres de faenas”, señaló.

Por su parte, la presidenta Bachelet aseguró que “necesitamos aunar esfuerzos para poner a la minería en el lugar que le exige nuestra realidad: el de puntal para nuestro desarrollo económico y social, el de sostén de nuestro crecimiento” y agregó que “nuestro crecimiento será limitado si no convertimos a la minería en motor de productividad y en sinónimo de innovación”.

Del mismo modo, hizo un llamado a trabajadores, inversionistas, y ejecutivos, del sector público y privado, de la pequeña, mediana y gran minería, a trabajar en conjunto para que la minería se adapte proactivamente a los nuevos escenarios para seguir siendo la clave de nuestro desarrollo económico y social, en un contexto en que han aumentado los costos y se ha terminado el superciclo de precios históricos del cobre. “Chile nos pide que seamos parte de la solución, no que seamos observadores pasivos”, señaló. Finalmente, la mandataria convocó a los presentes a tener una mirada de largo plazo para resolver los desafíos actuales.

“Nuestros recursos son abundantes pero no infinitos. Las enormes reservas que tenemos no nos convierten automáticamente en un país rico y desarrollado. La minería no es sólo mineral, es el conjunto de procesos y capacidades que permiten transformarlo en valor. Por eso hoy la prioridad debe ser fortalecer esas capacidades humanas, tecnológicas, sociales”, afirmó.

Premios “SONAMI 2016”

Como todos los años, en el marco de este encuentro, se entregaron los premios anuales Sociedad Nacional de Minería 2016, reconociendo a aquellas personas y empresas destacadas por su contribución y desempeño para el desarrollo del sector minero.

Minera Escondida fue premiada en la categoría Grandes Productores, por sus 25 años de operación en nuestro país liderando la producción de cobre y por la reciente puesta en marcha de su nueva planta concentradora OGP1, que con una inversión de US$ 4.200 millones, le permitirá mantener dicho liderazgo. Por su parte, Minera Valle Central, fue reconocida en la categoría Medianos Productores, por introducir un novedoso modelo de negocios para el reaprovechamiento de los relaves, y por una nueva inversión que permitirá dar continuidad al procesamiento en torno a este mismo tema en la división El Teniente de Codelco Chile.

En la categoría Pequeños Productores, fueron destacados la presidenta de la Asociación Minera de Diego de Almagro y directora de SONAMI, Zulema Soto, y el presidente de la asociación minera de Inca de Oro, José Araya Plaza. En el marco de la cena anual, la Fundación SONAMI hizo entrega también la beca a una estudiante de ingeniería de minas, iniciativa que busca promover la participación de la mujer en la minería. Este año, el beneficio recayó en la estudiante Ida Dalidet Gutiérrez.

Fuente/ Boletín Minero

 

Compartir en: Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterEmail to someone
< Anterior